La importancia de la respiración

El surfing, es uno de los deportes más exigentes que hay a nivel de la respiración. Ahora que llega el invierno a nuestras costas y que las olas tienen más fuerza, los momentos de apnea y de esfuerzo aumentan a la par que aumenta el tamaño de las olas que surfeas.

Varias son las razones por las cuales este deporte te exige tanto a nivel respiratorio, entenderlas puede ayudarte, entrenar y algún consejillo básico te echarán un cable y te darán tranquilidad a la hora de afrontar tus sesiones de surf.

Empecemos por entender de una manera muy simple porque, literalmente, cuesta respirar y lo haremos desde que entras al agua, hasta que vuelves a dar una bocanada de aire cuando sales de esa lavadora que te dejo debajo del agua cual muñeco destartalado.

Respirar mientras remamos con una tabla comprimiendo tu tórax por debajo, mientras curvas tu espalda y cuello además de recibir pequeños impactos de tu tabla por el peso que ejerces contra el agua y el empuje de la misma, hace que el movimiento natural y necesario que realizan tus músculos para respirar se vea en gran parte mermado, por eso tu postura te va a ayudar y en eso, recuerda… tu tensión corporal, miedo, prisas o ansia viva por coger una ola no te van a ayudar, así que ya sabes… relax my friend.

Cuando remas fuerte una ola que no quieres que se te escape, le estas pidiendo tanto a tus músculos que ellos te piden a ti más leña al fuego, con lo que tienes que respirar muchas más veces para satisfacer ese caprichito muscular, eso representa que cuanto más acostumbrado estés a ese tipo de esfuerzo concreto mejor llevareis ese chantaje mutuo entre tu y tu sistema respiratorio. Si vas a la piscina de tanto en cuanto, prueba un ejercicio sencillo, haz un esfuerzo moderadamente intenso, por ejemplo burpees y después lánzate al agua, aguanta unos pocos segundos sin respirar, te dará consciencia de lo que sucede cuando surfeas.

Y llego el momento después de remar esa ola que tenias tantas ganas de surfear, de golpe te das cuenta que te has adelantado o quedado corto y la ola decide darte ese revolcón tan temido, encima la muy graciosa no decide avisarte con un.. eeeiii nen coge aire que te vas pal fondo… Lo cual viene seguido de unos momentos de angustia y miedo sin saber donde estas y creyendo que te vas a ahogar. Bien aquí te voy a dar dos consejos, uno de sabiduría popular y el otro de lógica deportiva… Primero, Entrena! A parte de mejorar muscular y metabolicamente, mentalmente ganarás tranquilidad y seguridad. Cuando estés debajo del agua relájate no luches por salir y solo para que las primeras veces ganes consciencia y tranquilidad, cuenta mentalmente cuantos segundos tardas en volver a coger aire, verás que a penas pasarás unos 5 segundos.

Resumiendo tu “falta de aire” a causa de circunstancias posturales, metabólicas y mentales requieren de tu parte que te acuerdes que no eres un pez y que debajo del agua no puede respirar, así que respira bien fuera de ella, entrénate y cuando vayas al agua relájate, a no ser que sin darte cuenta hayas entrado en un spot que se llama Nazaré un mal día de invierno, ahí hincha tus pulmones y grita SOCORROOO!!

Por último y esto lo escribo con total seriedad, si decides entrenar tu apnea y hacer ejercicios dentro del agua, primero asesórate adecuadamente con un profesional en la materia y nunca decidas realizar estos entrenamientos solo, recuerda que lo descrito anteriormente son tips que no pretenden profundizar en el tema de la apnea y la respiración. si no darte una visión general y unos consejos que te permitan tomar consciencia de manera básica en un tema tan importante como es la respiración en el surf.

 




Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *